El lenguaje en el autismo

2 abril, 2020 0 Comments

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), conocido coloquialmente como autismo, es un trastorno del desarrollo neurobiológico, que tiene su inicio en la niñez y que persiste a lo largo de toda la vida.
Su origen sigue sin ser del todo claro, aunque se conocen varios factores de riesgo: influencia genética, el nivel de la hormona oxitocina, reducción de las células de Purkinje, estrés durante el embarazo y consumo del ácido fólico, entre otras cosas.
Respecto a su nivel lingüístico puede variar, no obstante podemos agruparlos dos bloques: los niños que no adquieren el lenguaje y los niños que adquieren el lenguaje de forma limitada (aspectos formales). Las capacidades comunicativas o el lenguaje más funcional, es decir, aquellas habilidades socioculturales que permiten realizar interacciones; quedan limitadas a causa de los déficits a nivel pragmático.
En los niños que no han desarrollado un lenguaje formal se aprecian alteraciones prelingüísticas en los primeros meses de vida, teniendo:
– Dificultades para simbolizar: representar una realidad mediante otra.
– Dificultades en la regulación del comportamiento de los demás.
– Dificultad de cambiar el estado mental de otros.
– Alteraciones para trabajar desde la atención conjunta.
– Alteración en la prosodia.
En los niños que llegan a desarrollar el lenguaje tienen dificultades en todos los componentes del lenguaje entre ellos:
– Déficit en la producción y en la percepción en la prosodia (ritmo y entonación).
– Alteración en el uso de los morfemas temporales y personales.
– Incapaz para acentuar las palabras según la oración.
– Regularización de verbos irregulares.
– Dificultades en palabras con más de un significado.
– Dificultades en el uso del vocabulario abstracto.
– Comprensión literal de los mensajes, dificultando el entendimiento de metáforas, bromas e ironías.
Todas estas dificultades lingüísticas es mejor tratarlas lo antes posible, antes de que se puedan agravar. La logopedia es una profesión que trabaja con personas con este trastorno y que permite alcanzar un nivel de lenguaje funcional que facilite la interacción con el entorno y la comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *